Saltar al contenido
Compresión.net

Medias de compresión

Hemos seleccionado las mejores medias de compresión de cada marca junto al mejor precio del mercado. Es importante asegurarte de que compras prendas originales y de calidad. ¡Nosotros lo hacemos por ti! Te traemos lo mejor clasificado por tipos y con su funcionamiento explicado.

Medias de compresión para running

Cómo funcionan las medias compresivas

Las medias de compresión permiten ejercer presión sobre las piernas gracias a su fabricación en un material elástico. Esto ocurre tanto en reposo como en movimiento sin que estas lo afecten. La presión puede ser uniforme o gradual (más presión en la zona inferior) dependiendo del objetivo que se busque. Esta última se utiliza para favorecer el retorno venoso y juega un papel muy importante en el sector médico, pero también es muy eficaz en el deportivo. Las poliamidas o el elastano son materiales habituales a la hora de asegurar el ajuste. También es habitual que posean características antibacterianas para combatir el mal olor y los hongos.

La mejora del flujo sanguíneo, y por tanto menor consumo de oxígeno, resulta en una mejor resistencia física tanto aeróbica como anaeróbica. No solo eso, también se reducen los dolores musculares y aumenta la nutrición de los tejidos. La fase posterior al ejercicio también es un aspecto a tener en cuenta y para ello existen medias específicas de descanso que además drenan las toxinas. Algo que supone una de las principales razones para usar medias de compresión es que bloquean el movimiento lateral de los gemelos aliviando los problemas de aquellos con periostitis, tendinitis o fascitis plantar. Por supuesto, también evitan la pérdida de calor, algo que nunca queremos en exceso, pero que es necesario en los músculos que están trabajando para evitar lesiones.

Tipos de medias de compresión

Las medias compresivas son un campo muy amplio por concreto que pueda parecer. Dentro de cada aplicación hay distintas presiones, longitudes y tecnologías aplicada. Los dos principales usos son:

  • Medias deportivas: Se utilizan principalmente para absorber las vibraciones producidas durante la carrera y evitar posteriores dolencias como la periostitis o la famosa “subida de bola” del gemelo como fruto de la fatiga muscular. Es importa elegir la media de compresión adecuada pues no sería bueno usar una media diseñada para esquiar como equipamiento para running. Puede parecer algo superfluo, pero se diseñan con el deporte al que van destinadas presente en todo momento.
  • Medias terapéuticos: Las más populares en este campo son las medias para varices que evitan una dilatación excesiva de las venas y por tanto una potencial acumulación de sangre. En este tipo es habitual que la presión que ejercen se mida en mmHg (milímetros de mercurio) pudiendo ir desde los 8 a los 60 mmHg. Las presiones más elevadas han de ser recomendadas por un médico pues llegan a utilizar incluso en procesos postoperatorios.

¿Por qué comprar medias de compresión?

Tanto si las compras por razones médicas o deportivas, las medias compresivas son una prenda barata a no ser que se trate de un modelo con unas características muy específicas. Se trata de una prenda con multitud de variantes por lo que es muy probable que encuentras la media compresiva perfecta para ti. Seguramente veas algunas que sean idóneas para ti incluso si no has pensado en esa posibilidad. Tanto si pasas muchas horas sentado en una silla en la oficina como si compites en deportes de alta resistencia, hay un modelo para ti..

 

Medias de compresión
5 (100%) 1 voto